¿Quieres ver nuestras presentaciones en PDF?

Desde estos botones podrás descargarlas.

SHACKLETON

EL MÉTODO SHAPE©

TE PRESENTAMOS ...

Ahora te presentamos los dos elementos sobre los que se sustenta el método Shape© y que se van a explicar en este tema.

EL ÁTOMO SHAPE©

El átomo SHAPE© es la parte del método que utilizarás para poder diagnosticar a tu equipo. Esta fase es de vital importancia, porque estarás midiendo cómo es el sistema humano que conformáis y cuál es su cultura. Y recuerda que la innovación es, ante todo... ¡un proceso de transformación cultural!

LA RUEDA SHAPE©

La rueda SHAPE© reúne de modo secuencial e iterativo todas las fases que tú y tu equipo debéis recorrer para completar un ciclo del proceso de innovación, abarcando los 3 ejes centrales que debéis desarrollar: cultura, estrategia y gestión de la innovación.

EL MÉTODO SHAPE©

EL MÉTODO SHAPE©

La innovación y su gestión constituyen una actividad eminentemente social, pues es desarrollada por personas organizadas en equipos de trabajo, unidades, departamentos o gerencias, solo por nombrar algunos posibles subsistemas. Estos subsistemas –y esto es tremendamente importante- interactúan en el marco de una estructura cultural y organizativa que condiciona su comportamiento.

Sobre este principio fundamental del pensamiento sistémico, la sistematización de la innovación tiene una altísima relación con el desarrollo de equipos humanos que deben adquirir capacidades para innovar y establecer un círculo virtuoso en torno a esta práctica. No obstante la forma de constituirse en relación a la gestión de la innovación es solo una parte a considerar para efectos de llevarla a cabo y absorber exitosamente los impactos de esta en la organización.

Esto implica que mediante el uso de técnicas, herramientas, conceptos, visiones, ejemplos, y el aprendizaje experiencial y colectivo, los equipos de trabajo abordarán las problemáticas definidas para cualquier proyecto de innovación presente o futuro.

El método propuesto estimula la reflexión, flexibilidad, participación, el cambio de modelos mentales, el desarrollo del pensamiento sistémico y la concepción de la organización como un organismo vivo que requiere crear y

dinamizar la forma de trabajar para encarar los desafíos de competitividad de los tiempos que corren.

En consistencia con el punto anterior, el Método SHAPE© permite diagnosticar y actuar sobre las Competencias y Cultura de los Equipos, de manera tal de migrar de una concepción individualista hacia una colectiva del trabajo, pues consideramos que el éxito en la sistematización de la innovación obedece en gran medida a aprender a trabajar en equipo, siempre, insistimos, bajo una mirada sistémica.

Para llevar esto a la práctica, utilizamos entre otras cosas herramientas/técnicas de ejecución de proyectos de innovación denominados ShapeAgile, cuya aplicación propiciará la realización de proyectos basados en valor a través de la configuración de equipos de trabajo interdisciplinares, interdepartamentales, eficientes, autogestionados y colaborativos, que estimulen la instalación de una cultura de innovación en el interior de la organización. Volveremos a este punto más adelante.

Bajo el modelo de trabajo empleado, todos los procesos de desarrollo de capacidades, y muy en particular los de innovación, deben ser concebidos bajo una mirada sistémica, en donde nunca deje de considerarse la interrelación existente entre las 3 grandes dimensiones mencionadas: TeamCulture, TeamInnovation y TeamManagement.

Sistema de Gestión de la Innovación:


Parte esencial de los proyectos llevados a cabo tienen como objetivo la instalación de un Sistema de Gestión de la Innovación que se sustenta en los siguientes ejes:


A) Desarrollo del Capital Social

La Innovación, tal como es concebida por nuestro modelo, no se justifica sin aportar valor al Capital Social. Por ello, contempla el diseño de programas de formación que permiten la instalación de capacidades para innovar al interior de las organizaciones, con el propósito de entregar autonomía para la ejecución de futuros proyectos y propiciar el desarrollo personal y colectivo de sus miembros.

B) Aprendizaje Experiencial

Todo proceso de innovación es un medio de cambio y, por definición, una oportunidad de aprendizaje. Probar, elaborar, ilustrar, explicar, resumir y clasificar, entre otras, son algunas de las acciones que explican el 95% del aprendizaje en la edad adulta (Glasser, 1.999).
Como consecuencia de lo anterior, en este modelo de innovación cobra particular relevancia la formación teórica y la aplicación de esta a la realidad concreta y particular de cada organización, con la finalidad de derivar en un esquema de Aprendizaje Experiencial en el que se propicie la cohesión, la interacción entre los equipos de trabajo y la asimilación de contenidos y herramientas de innovación.
Es habitual encontrar individuos y equipos con una positiva y favorable disposición a realizar mejoras en el ámbito


organizativo. Sin embargo, desde una mirada sistémica resulta evidente que dichas mejoras están limitadas por la estructura, más que por los individuos que la componen.
En ese sentido, esta propuesta de innovación sistémica permite tener una visión amplia respecto de la temática y la forma en que se debe abordar esta oportunidad de mejorar el rendimiento colectivo.

C) Medición

En consistencia con el punto anterior, el Método SHAPE© ha sido diseñado para medir cuantitativamente las variables que lo componen y las interrelaciones entre estas, con el propósito de identificar puntos de apalancamiento, de mejora y fortalezas para dar inicio a los procesos de innovación y su posterior evolución.

EL MÉTODO SHAPE©

MODELO DE APRENDIZAJE SHAPE©

Este libro se basa en 15 años de trayectoria y experiencia desarrollando procesos de innovación en centenares de organizaciones en varios países. En todos ellos hemos utilizado el modelo de aprendizaje que describiremos a continuación.

La metodología SHAPE© es un proceso de formación y desarrollo innovador que pretende conseguir un aprendizaje significativo, esto es, un aprendizaje activo que culmina en un desarrollo personal. El aprendizaje significativo, según Ausubel, Novak & Hanesian (1.978)es aquel que:

  • Tiene sentido para el que lo realiza.
  • Se opone al aprendizaje memorístico.
  • Parte de los conocimientos y experiencias previas.
  • Genera relaciones entre los distintos conocimientos.
  • Es adecuado a la capacidad del que aprende.
  • Genera un conocimiento permanente.
  • Es valioso y aplicable.
  • Precisa motivación y, finalmente, implica reflexión.

En línea con este concepto, esta metodología se basa en un ciclo de aprendizaje que refleja los diferentes momentos por las que pasamos cuando aprendemos.

De esta manera, este modelo de formación y desarrollo se convierte en una herramienta pedagógica fundamental que permite a los formadores compartir no solo contenidos y actividades sino todo un estilo y filosofía de formación, haciendo posible de esta manera la “exportación” de la metodología SHAPE© a todos los que participan en procesos de formación y desarrollo en el marco de la misma.

El modelo de aprendizaje SHAPE© se basa en el desarrollado y utilizado por la Universidad de Deusto y, tal como hemos indicado al comienzo de este apartado, en la adaptación y mejora continua durante los 15 años de validación del modelo con todas las multinacionales, PYMES y startups que lo han utilizado.

En oposición al aprendizaje memorístico, se persigue el desarrollo personal reflexionando sobre las experiencias previas de los participantes, así como estableciendo relaciones entre los conocimientos anteriores y la nueva información: un proceso activo de transformación en el que las personas y equipos participantes se involucran en su propio aprendizaje.

Compaginando la estructura lógica de los contenidos con la perspectiva psicológica y cultural del participante, el tipo y orden de los contenidos no ha de ser aleatorio y debe estar adaptado a la cultura y valores de la empresa a formar.

Para todo ello deberá tenerse en cuenta que el aprendizaje se origina y se desarrolla en cada persona concreta desde su propio contexto personal, laboral y social, y posteriormente genera algún nivel de impacto significativo en el siguiente nivel sistémico en tanto que grupo humano: equipo, departamento, área, unidad funcional, organización, etc.


El ciclo de aprendizaje que proponemos se desarrolla en 5 fases

(Universidad de Deusto, 2001)

  • Contexto Experiencial
  • Observación Reflexiva
  • Conceptualización
  • Experimentación Activa
  • Evaluación


Contexto Experiencial

El objetivo de esta primera parte es centrar la atención del participante sobre el tema que se quiere abordar. Interesa crear curiosidad en el participante a través de su experiencia y contexto, para que adquiera una primera idea global sobre el tema y sienta la necesidad de profundizar. Esta fase puede llevarse a cabo de manera individual o grupal, contrastando experiencias y puntos de vista.

El objetivo principal en esta fase es facilitar al formador la construcción del conocimiento, compaginando la estructura lógica de los contenidos de cada módulo con la perspectiva psicológica y cultural del participante. Esto significa que el tipo y orden de los contenidos no es aleatorio y que debe estar adaptado a la cultura y valores de la empresa en que se desarrolla el proceso. Para ello deberá tenerse en cuenta que el aprendizaje se origina en cada persona, equipo y organización concretos desde sus concepciones previas, ideas, experiencias; es decir, en su contexto personal, laboral y social.

Esta fase puede llevarse a cabo de manera individual o grupal, contrastando las experiencias y los puntos de vista que cada uno tiene del contexto. Para que el participante se implique en su desarrollo formativo será también importante que conozca y comparta los objetivos del proceso, la definición de la problemática objeto de estudio, las competencias que se desea potenciar y los contenidos y actividades que se van a desarrollar.


Algunas de las actividades que se deben utilizar en esta fase 1:

  • Preguntas
  • Lecturas sugerentes
  • Debates
  • Análisis de textos
  • Análisis de la realidad



Observación Reflexiva

La observación es un método natural de aprendizaje, pero se torna relevante cuando va acompañada de la reflexión.

En esta fase se formulan las preguntas sobre lo visto en el apartado anterior. El propósito no es que la persona que está aprendiendo dé respuestas, sino que se plantee cuestiones sobre las que anteriormente no se había parado a pensar. Para ello, en esta fase deberá favorecerse el cuestionamiento.

Puede obtenerse una primera respuesta espontánea, pero será en las siguientes fases -conceptualización y

experimentación activa- donde se podrá buscar y construir una respuesta mejorada por uno mismo. La observación reflexiva consiste en abrir los ojos para percibir con nuestros sentidos la realidad que nos rodea y cuestionarnos lo que esta observación realmente significa. La observación es un método natural de aprendizaje, pero se torna relevante cuando va acompañada de la reflexión. Insistimos en el importante concepto de que el propósito de esta fase no es que la persona que está aprendiendo dé respuestas, sino que se haga preguntas, se cuestione, ya que no puede haber aprendizaje significativo si uno no se pregunta e interroga sobre ello.

En consecuencia, en esta fase la actividad estrella es la pregunta: ¿Cuál es la reacción que me produce esta observación? ¿Qué es lo que me interesa? ¿Qué contradicciones me produce? ¿Cómo afecta a mis convicciones? ¿Cómo me interpela? ¿Qué podría hacer? ¿Qué pensamiento o reflexión me sugiere? Compartir las cuestiones y reflexiones personales se utiliza también para un fin importante en los procesos de desarrollo acometidos: es un primer paso ideal para el inicio de un proceso de trabajo en equipo: ¿Cuáles son mis preguntas esenciales? ¿Cuáles son las de mis compañeros de equipo? ¿Qué preguntas se han formulado los autores y especialistas en esta materia en torno a esta cuestión? ¿Cómo valoramos estas aportaciones? ¿Qué utilidad pueden tener para nuestra realidad cotidiana? ¿Y para los retos de desarrollo

individual y colectivo que tenemos planteados en este proceso?

La metodología SHAPE© también puede –y suele de hecho hacerlo cuando el proceso lo permite- utilizar las actividades outdoor para conseguir que el participante se cuestione de modo permanente las áreas de conocimiento trabajadas en el proceso formativo.



Posibles actividades desarrolladas en esta fase:

  • Resolución de casos y problemas
  • Preguntas
  • Conversaciones o entrevistas de evaluación
  • Mapas conceptuales


Conceptualización

Este paso consiste en profundizar en nociones teóricas sobre el tema que se está tratando.

La conceptualización se basa en la adquisición de conocimientos que configuran el saber científico, teórico y/o técnico de cada disciplina. No se trata de aprender de forma repetitiva, memorística, sino de llegar a la comprensión, el análisis, la síntesis, el juicio crítico o el pensamiento divergente, que permita un aprendizaje significativo.

Al igual que en la fase de “observación reflexiva”, el proceso puede ser tanto individual como de equipo; la aportación de los diferentes estilos intelectuales, emocionales y el resto de características individuales de cada miembro son la base del enriquecimiento del grupo.

El siguiente paso es conocer lo más profundamente posible las posiciones teóricas sobre los temas.

Se trata de acercar al participante la teoría que, desde un área científica o técnica concreta, se ha venido desarrollando (respuestas que autores y escuelas han ido proporcionando a las cuestiones clave de cada módulo desarrollado).

La conceptualización se basa en la adquisición de conocimientos, terminologías científicas, hechos y datos, métodos y estrategias, principios y teorías que configuran el saber científico y técnico de cada disciplina.

En la metodología SHAPE©, las conclusiones de muchas de las actividades de reflexión constituyen la conceptualización.


Posibles actividades desarrolladas en esta fase:

  • Exposiciones individuales o de equipo
  • Lecturas
  • Estudios comparativos de autores y de teorías
  • Debates
  • Mesas redondas
  • Mapas conceptuales


Experimentación Activa

En esta cuarta fase del aprendizaje se quiere establecer una relación entre la teoría y la práctica. Incluye cualquier actividad que favorezca el desarrollo de las competencias de los participantes.
El objetivo primordial de esta fase es la consolidación y afianzamiento de los aprendizajes y se refiere, por tanto, a la vinculación teoría-práctica.


Posibles actividades desarrolladas en esta fase:

  • Ejercicios
  • Prácticas
  • Resolución de problemas
  • Proyectos
  • Diseños


Autoevaluación

En esta quinta fase del ciclo de aprendizaje el objetivo es comprobar la evolución de los aprendizajes. Se trata de apreciar el valor que el aprendizaje añade al participante y a la organización a través de su desempeño: cambio en las capacidades y limitaciones propias, en las motivaciones personales, en las actitudes, creencias y valores de los participantes.

Se considera fundamental el feedback como base para ayudar al participante en su desarrollo personal. La evaluación debe ser formativa, es decir, ayudar al desarrollo personal, por lo que se considera fundamental el feedback como elemento clave para el progreso del participante.

Obtener retroalimentación de cómo aprendemos, de cuáles son las principales dificultades y obstáculos a franquear, los principales fallos a corregir, es la base para la mejora y un óptimo aprovechamiento.



Posibles actividades desarrolladas en esta fase:

  • Resolución de casos y problemas
  • Preguntas
  • Conversaciones o entrevistas de evaluación
  • Mapas conceptuales


Conclusión y reflexión final

Una fortaleza de la metodología son las actividades de coaching que, a partir de los informes de diagnóstico inicial y de conclusiones final posibilitan un feedback continuo, fundamental para que la evaluación sea una oportunidad más para el aprendizaje. La fundamentación teórica-práctica de la metodología hace adecuada su utilización en distintos contextos, instituciones y grupos humanos y de hecho ha demostrado su enorme potencial en los 15 años de desarrollo que lleva implementándose. Asimismo, su sencillez metodológica hace posible que pueda ser desarrollada por cualquier formador con unas habilidades pedagógicas básicas, así como que pueda ser utilizado y aporte valor a cualquier grupo humano con formación general básica.

¿QUÉ TIPO DE EQUIPO/ORGANIZACIÓN SOMOS?

Diagnósticos. El Átomo SHAPE©

SHAPE© es una metodología de carácter científico que postula un enfoque sistémico en el desarrollo de proyectos de innovación organizacional. Esto implica, ante todo y como paradigma sobre el que se sustenta, reconocer la existencia de una estrecha interrelación entre las personas, los equipos de trabajo, los procesos, los departamentos, la cultura organizacional y la estructura jerárquica, entre otras dimensiones organizacionales.

En ese sentido, considera que las decisiones/acciones que ocurran en cualquier parte de la organización no tienen efectos aislados, sino que inevitablemente inciden en el sistema completo y por lo tanto y en último término, en la estructura organizacional y el estilo de relaciones, de un lado, y en la eficiencia y entrega de valor a los clientes, por otro.

El valor agregado del Método SHAPE© responde a la medición e integración de todas las variables que se consideran influyentes en los equipos de trabajo, de cuyo análisis se obtienen resultados de tipo cuantitativo y cualitativo.

  • TeamCulture
    (Cultura organizacional): Diagnóstico y análisis de las dimensiones “Cultura de Equipo”, “Roles y Competencias de Equipo” y “Team Leaders”.

  • TeamInnovation
    (Innovación): Diagnóstico y análisis de las dimensiones “Innovación”, “Aprendizaje Organizacional” y “Gestión del Cambio”.

  • TeamManagement
    (Management): Diagnóstico y análisis de las dimensiones “Estructura organizacional”, “Estrategia” y “Gestión”.







El modelo SHAPE© ha sido diseñado para diagnosticar cuantitativamente las variables mencionadas y, algo mucho más importante, las interrelaciones entre ellas.

Este punto es clave y es uno de los ejes que permite denominar al modelo “sistémico”, por cuanto no se queda en el análisis aislado de las dimensiones, sino que provoca la reflexión sobre las conexiones existentes.

El objetivo principal de este trabajo cuantitativo de diagnóstico consiste en identificar los puntos de apalancamiento y mejora, así como las fortalezas existentes en la organización, para así abrir paso a la innovación como una práctica habitual y sistemática.

MANOS A LA OBRA ¡ACCIÓN!

El método está compuesto por seis grandes bloques que permiten dar respuesta, entre otras, a algunas preguntas clave para toda organización.

El Método de Innovación SHAPE© consta de las 6 fases que se ilustran en la figura que veremos después. En cada una de ellas se considera formación conceptual y práctica en el uso de herramientas de Pensamiento Sistémico, de Diseño, de Desarrollo de Equipos de Trabajo y de Métodos Ágiles de ejecución de proyectos, entre otros.
Además, las 6 fases principales del proceso constan de 16 subfases, que deben ser recorridas de modo secuencial e iterativo. El proceso completo consta de las siguientes etapas:


Las 16 subfases:

1. Diseño y Estructura de Equipos
2. Patrones de Comportamiento
3. Visión
4. Propuesta de Valor
5. Modelo de Negocio/ Intercambio de Valor
6. Análisis del Flujo de Valor
7. Mapa de Procesos basado en Valor
8. Definición y priorización de Proyectos
9. Diseño de Proyectos
10. Experiencia Cliente
11. Metodologías Ágiles de Proyectos
12. Validación de Hipótesis y Prototipado
13. KPI´s + Bucles de retroalimentación
14. Iteraciones y Mejora Continua
15. Confiabilidad de Procesos
16. Estandarización y Monitorización de Procesos


  • ¿Cómo pensamos en nuestra organización? ¿Cuáles son nuestras creencias? ¿Cómo limitan nuestro desarrollo como equipo y el aprendizaje organizacional?
  • ¿Hemos desarrollado adecuadamente nuestra Visión? ¿Es realmente compartida por todos los miembros de la organización? ¿Han participado en su creación? ¿Tenemos forma de medir si nos estamos acercando a ella?
  • ¿Cómo fluye el valor dentro de la organización? ¿Son nuestros procesos lean o hay niveles relevantes de despilfarro?
  • ¿Qué proyectos debemos abordar para cumplir con la visión de la organización?
  • ¿Cómo es el capital social con el que cuenta nuestra organización?
  • ¿Enfocamos nuestros procesos bajo un esquema de mejora continua y orientados a la creación de valor?
  • ¿Con qué método llevamos adelante e implementamos nuestros proyectos?







Fase 0

Diagnóstico inicial

Como punto de partida del proceso de innovación se debe realizar un diagnóstico cuantitativo que permitirá establecer una línea base para innovar al interior de la organización, donde se medirán las dimensiones ya mencionadas: TeamInnovation, TeamCulture y TeamManagement.

Fase 1

Estructura organizacional

Tal como se ha mencionado anteriormente, la innovación es una actividad eminentemente social. En ese plano, cobran particular relevancia los resultados obtenidos del diagnóstico de las dimensiones de Innovación, Cultura de Equipo y Management realizadas al inicio del proceso, pues tales datos permitirán configurar los equipos de trabajo que ejecutarán los proyectos sobre la base de las competencias de los individuos que los componen y la matriz estructural en la que se desempeñarán.

Fase 2

Diseño estratégico

Esta fase tiene por objeto establecer una visión compartida respecto de hacia dónde se quiere avanzar, en qué período de tiempo, con qué Propuesta de Valor y bajo qué Modelo de Negocio/Intercambio de Valor. Dada la importancia y sensibilidad de las definiciones que se deben adoptar, esta fase es por definición altamente inclusiva, y debe contar con una participación transversal de todos los actores de la organización.

Fase 3

Flujo de valor

Tal como se ha mencionado anteriormente, la innovación es una actividad eminentemente social. En ese plano, cobran particular relevancia los resultados obtenidos del diagnóstico de las dimensiones de Innovación, Cultura de Equipo y Management realizadas al inicio del proceso, pues tales datos permitirán configurar los equipos de trabajo que ejecutarán los proyectos sobre la base de las competencias de los individuos que los componen y la matriz estructural en la que se desempeñarán.

Fase 4

Proyectos de innovación

Derivado del proceso de Diseño Estratégico, del análisis de modelos, de casos de éxito en innovación y de la aplicación de herramientas para innovar, se levantarán iniciativas susceptibles de ser transformadas en proyectos innovadores. Por ello, esta fase tiene el propósito de analizar, priorizar y seleccionar las iniciativas y establecer sus respectivos Diseños de Proyecto.

Fase 5

Método ágil

En esta fase se establecen los KPI´s de cada uno de los proyectos que se ejecutarán, se validan las Hipótesis, los Prototipos y se capacita a los equipos de trabajo en el Método Ágil de ejecución de proyectos (ShapeAgile), con el objetivo de entregar Valor en cortos períodos de tiempo, a través de iteraciones sucesivas (sprints) e instalando en la cultura organizacional la constitución de equipos de trabajo interdisciplinares, interdepartamentales, autocontenidos, autogestionados y colaborativos.

Fase 6

Procesos y mejora continua

Todas las fases previas tienen como objetivo final terminar en una mejora organizacional que debe ser instalada de modo permanente e iterativo. Por lo tanto, cada una de las fases anteriores contemplará qué mejoras quedarán definitivamente instaladas en el Mapa de Procesos basado en Valor (MPBV), y estos procesos deberán ser monitoreados de modo continuo para validar que no sufren ningún tipo de desviación.

¿Para qué podrías utilizar el método SHAPE©?

Podrías utilizar nuestra metodología en procesos como los siguientes:

  • Gestionar procesos de innovación.
  • Provocar y desarrollar cultura de innovación.
  • Diagnosticar (cuantitativa/cualitativamente) y mejorar equipos de trabajo.
  • Diseñar organizaciones y equipos de trabajo.
  • Crear y/o mejorar la propuesta de valor de tu organización.
  • Crear y/o mejorar el modelo de negocio/Intercambio de valor.
  • Revisar y/o mejorar el flujo de valor (value stream).
  • Mejorar la experiencia cliente.
  • Diseñar y desarrollar tu startup.
  • Desarrollar y ejecutar proyectos vía metodologías ágiles (ShapeAgile).


SHACKLETON

TE ESPERAMOS

Con sede central en la ciudad de Bilbao y una trayectoria de 16 años, nuestra empresa opera en España, México, Chile y Colombia.
¿Has visto algo interesante? ¿Tienes algún proyecto ya en mente para tu equipo? Llámanos, escríbenos un correo, sin compromiso, tomamos un café (o una cerveza) y hablamos.

Cuéntanos el proyecto que tienes en mente
¡Empieza a innovar!

+34 944 07 06 20

NUESTRO AMARRE EN ESPAÑA

Calle Ogoño 1, 205
48930 - Getxo, Bizkaia

NUESTRO AMARRE EN CHILE

Calle Monseñor Felix Cabrera Nº39
7500021 Providencia - Santiago de Chile